Skip to main content

Beneficios de las berenjenas para la salud

Las berenjenas, verduras de verano con múltiples beneficios, las conocemos en parte porque aunque muchas personas aprecian su sabor, pocas personas son conscientes de sus efectos sobre el bienestar del organismo.

Con 18 Kcal / 100g, la berenjena es una de las verduras más bajas en calorías. También es rica en fibra e induce una rápida sensación de saciedad. Las berenjenas también contienen saponina, que impide la absorción de grasas, por lo que puedes consumirlas sin preocuparte por la forma.

¿Cuáles son, entonces, los beneficios de las berenjenas para la salud?

Efecto antioxidante

Debido al alto contenido de antioxidantes naturales como las vitaminas C y E, el selenio, el croteno, la berenjena son un aliado confiable para la protección celular contra los radicales libres y reducen el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, cáncer u otras enfermedades debido al proceso de daño celular.

Facilita el tránsito intestinal

Comer berenjena es excelente para mantener una buena higiene intestinal. Las fibras solubles como las protopectinas y las pectinas acentúan la actividad bacteriana del colon. La berenjena actúa como un laxante suave y combate el estreñimiento reduciendo el riesgo de cáncer de colon

Efecto diurético

Rica en minerales como el potasio, la berenjena tiene un efecto diurético natural pero eficaz. Estos vegetales ayudan a desintoxicar el cuerpo y mejoran visiblemente la función renal. El consumo de berenjena está especialmente recomendado para personas que padecen retención de líquidos, sensación de piernas pesadas o hinchazón

Ayuda a reducir el colesterol

Varios estudios han demostrado que comer berenjena puede ayudar a limitar el aumento de lípidos y colesterol en sangre. Parece que en el intestino la berenjena se comporta como un agente gelificante, la pectina contenida en la berenjena ayuda a capturar las moléculas de grasa. El consumo de berenjena está especialmente indicado para regular la presión arterial.

Ideal para personas con diabetes

De hecho, esta verdura inhibe la alfa amilasa y la alfa glucosidasa pancreáticas, dos enzimas que convierten el almidón en glucosa. Así, el consumo de berenjena ralentizará la absorción de carbohidratos y limitará el aumento de azúcar en sangre después de una comida.