Skip to main content

Conoce los beneficios de comer higos secos

Los higos secos han sido parte de la nutrición humana durante miles y miles de años.

Por razones fáciles de entender: los higos frescos pueden ser un tanto difíciles de encontrar mercado (son muy delicados y perecederos). Por ello, el higo seco es una excelente manera de disfrutar de todas las propiedades de este fruto.

Entonces, ¿cuáles son los beneficios de comer higos secos ?

1. Mejora tu digestión

Los higos secos son una fuente muy rica de fibra dietética (28 g de higos secos cubren el 15% del requerimiento diario de fibra).

Las fibras de tu tracto digestivo barren los residuos acumulados y los arrojan fuera del cuerpo (de lo contrario, corre el riesgo de enfrentar todo tipo de molestias en términos de salud).

La riqueza de la fibra también recomienda los higos secos para prevenir y combatir el estreñimiento.

2. Te ayuda a mantener tu peso corporal

La Universidad de Loma Linda realizó un estudio para evaluar el efecto del consumo de higos secos  sobre el colesterol «malo» (LDL, lipoproteína de baja densidad). Participaron en el estudio hombres y mujeres de 30 a 75 años. Los participantes se dividieron al azar en dos grupos.

Los participantes que formaron parte del primer grupo incluyeron durante 5 semanas 120 gramos (es decir, aproximadamente 14 higos, que es un número bastante grande) de higos secos en su dieta. Los participantes del otro grupo continuaron sirviendo su menú habitual.

Después de las primeras 5 semanas, los roles de los 2 grupos se invirtieron y el estudio continuó durante otras 5 semanas. ¿Y cuál fue el resultado?

Al menos desde el punto de vista del control de peso, el resultado es muy interesante, en el sentido de que aunque sirvieron una cantidad apreciable de higos todos los días (lo que les aportó 300 calorías extra), ¡su peso corporal no cambió!

3. Te mantiene más joven, ralentizando el proceso de envejecimiento

Para mantenerte con vida, una persona necesita una necesidad permanente de oxígeno. El hombre puede vivir unas semanas sin comida y unos días sin agua. Sin embargo, sin aire, el hombre sólo puede durar unos minutos.

Sin embargo, el problema es que cada respiración tiene el efecto secundario de generar radicales libres, oxidantes que, si se acumulan, corren el riesgo de descontrolarse, lo que puede afectar negativamente a las células, acelerando así el daño y el envejecimiento del cuerpo.

Los oxidantes deben combatirse con antioxidantes. Los higos deshidratados, al igual que otras frutas secas (como las ciruelas pasas, los orejones y los dátiles) son una buena fuente de antioxidantes. Los higos contienen polifenoles, antioxidantes extremadamente poderosos que son un aliado confiable de tu cuerpo en su lucha constante contra los radicales libres.

4. Te ayuda a reducir el riesgo de cáncer

El cáncer es un enemigo feroz que causa estragos a izquierda y derecha. Cualquier forma que nos ayude a mantenerlo a raya será, sin duda, de gran ayuda. Según un estudio, las frutas que contienen más fibra son manzanas, dátiles, higos, peras y ciruelas.

Las mujeres que consumieron más fibra tuvieron una reducción del 35% en el riesgo de cáncer de mama en comparación con las mujeres que consumieron la menor cantidad de fibra.

5. Te ayuda … en términos de desempeño sexual

Los antiguos, especialmente los griegos, atribuían a los higos las cualidades de un afrodisíaco natural. Esto se debe a que os higos secos contienen magnesio, un mineral que en realidad participa en la producción de hormonas sexuales (como andrógenos y estrógenos) que tienen cierto control sobre la libido.

Además, los higos contienen aminoácidos que contribuyen a la fabricación de óxido nítrico, que juega un papel importante en la ampliación de los vasos sanguíneos y el aumento del flujo sanguíneo.