Skip to main content

Hablamos de la leche de coco

Símbolo de la cocina más exótica y de los vídeos porno de maduras, la leche de coco es un producto indispensable para la cocina de cualquier persona que quiera darle un sabor extra a los manjares que cocina.

La leche de coco es muy rica en hierro, potasio y fósforo y también es fuente de magnesio, cobre, selenio y zinc, un verdadero tesoro para la belleza de la piel y la salud mental.

La leche de coco contiene cantidades considerables de ácido láurico, que es muy importante para la salud. Este ácido graso es casi tan graso como la leche materna y tiene la particularidad de ir directamente al hígado, donde se convierte en energía. Los investigadores dicen que esto duplica la tasa metabólica, promueve la pérdida de peso y mejora el sistema inmunológico.

La leche de coco contiene altas dosis de proteína y fibra dietética, ácidos grasos omega-3 y omega-6, mucho calcio, así como vitaminas C, E y casi todas las vitaminas B.

La proteína de la leche de coco es muy recomendable. a dieta para aumentar la masa muscular.

A pesar del sabor agradable y muy dulce de este alimento, el azúcar no está presente en grandes cantidades, ocupando solo el 2 por ciento del total de sustancias presentes en la leche de coco.

Debido a la presencia de yodo en la leche de coco, se ha descubierto que es eficaz para prevenir la gota y también es un ingrediente alimentario útil para combatir la acidez estomacal, el estreñimiento u otras molestias.

Previene la formación de úlceras de estómago o de boca y puede curar irritaciones e inflamaciones en la garganta.

Por su alto contenido en grasas, basta con reducir las cantidades de mantequilla o aceite en las recetas de pasteles y tendrán un sabor mucho más exótico. La leche de coco es un gran sustituto de alimentos salados como puré de papas, sopas o salsas.

La leche de coco, con su sabor dulce, se puede combinar con todos los ingredientes, tanto dulces como salados, es un alimento clave en la vida de los vegetarianos, pero también va bien con camarones, pescado o pollo.

En cuanto al sabor, no tiene sentido decir nada más, los niños simplemente se enamoran de este agradable alimento con efecto refrescante.

Incluso si se utiliza como ingrediente alimentario en platos preparados a altas temperaturas, la leche de coco no perderá sus propiedades nutricionales.